CÓMO DECORAR TU RECÁMARA PARA UNA MEJOR NOCHE DE SUEÑO

#GAIADECO

Adairs via Pinterest
via Pinterest

Ya seleccionaste tu cama ideal, pero qué tal tu recámara? Es lo primero que ves cada mañana y el espacio acogedor que te recibe cada noche. Y es que más que solo para dormir, tu recámara es tu refugio: crear la atmósfera ideal para un descanso total es po

Qué tal tu recámara? Es lo primero que ves cada mañana y el espacio acogedor que te recibe cada noche. Quedarte dando vueltas toda la noche hace que despiertes cansado y seas menos productivo al día siguiente. Pero no estás solo en tu lucha contra el insomnio: el 40% de los mexicanos duermen mal, y cinco de cada 100 roncan (según este estudio de la UNAM), donde el estrés y la ansiedad son los causantes. El ambiente donde duermes te puede estar afectando más de lo que te imaginas, Y es que más que solo para dormir, tu recámara es tu refugio: sabemos lo que necesitas para crear la atmósfera ideal para tener un descanso total, lógralo con estos tips:

Bienvenido a tu refugio

Más que solo para dormir: tu recámara es un espacio donde compartir, vivir y descansar para despertar con energía cada día. La pieza esencial de este espacio es, por supuesto, la cama, y más allá del estilo hay diferentes opciones según tu estilo para dormir.

Siempre es recomendable tener una base estable: vas a pasar un tercio de tu vida durmiendo y lo mejor es invertir tanto en confort como en seguridad. Elige una base sólida de madera para mayor estabilidad, o una acolchonada en los 3 lados si por ejemplo tienes niños o mascotas en casa, para evitar las esquinas puntiagudas.

Para hacer que tu cuarto parezca más amplio elige una base elevada del piso, para que la cama no parezca tan pesada. Los que creen en el feng shui dicen que es bueno dejar libre el espacio debajo de tu cama para mejorar el flujo de energía en este espacio y poder disfrutar de un buen sueño.

Déjate caer

En el confort de tu colchón: si el tuyo sigue atrapado en un mar de resortes, probablemente es hora de cambiarlo. Ya existen nuevas combinaciones de materiales como espumas con tecnología que te ayudan a lograr el descanso que estás buscando. Además los colchones dependiendo de sus materiales tienen una vida útil de entre 4-7 años: ¿cuánto tiempo llevas con el tuyo?

Hay 4 factores principales para elegir tu colchón: soporte, confort, durabilidad y amortiguación. Para elegirlo, guíate con la escala de firmeza del colchón y tu posición para dormir: para los que duermen de lado, es mejor un colchón suave para mejorar la circulación; si en cambio duermes boca arriba o boca abajo, elige un colchón de medio a firme.

No eres tú, es tu cuarto

Checa este dato: si tu recámara no es lo suficientemente oscura a la hora de dormir, esto afecta la calidad de tu sueño. Los investigadores han comprobado que los que duermen en una habitación oscura tienen niveles más altos de melatonina, una hormona que regula el sueño.

Si ya sientes que tienes problemas para dormir o despiertas constantemente, el problema puede ser tu decoración. Bájale a la intensidad de los colores y deja tu lado gótico atrás pintando tus paredes. Se ha comprobado que los colores muy oscuros como café, morado y rojo pueden afectar tus sueño. Para tener el ambiente más relajado, la apuesta segura es el azul. En un estudio relacionado con el sueño, las personas con habitaciones azules durmieron más, reportando un promedio de 7 horas y 52 minutos, seguidos por los que duermen en habitaciones en tonos de verde.

¿Cómo lograrlo? Puedes elegir colores en la gama de grises, verdes y azules para la decoración de tu cuarto para hacerlo mucho más acogedor, y combinarlo con unas cortinas tipo black-out que evitan el paso de luz desde el exterior. Así podrás descansar hasta levantarte con un beneficio extra: mientras más altos sean tus niveles de melatonina y más profundo tu sueño, quemarás más grasa mientras reposas.

Apaga poco a poco la luz

A nadie le gusta meterse la cama y ver que se te olvidó apagar la luz. Si es posible, coloca un interruptor cerca de tu cabecera, además de una lámpara en tu buró: así podrás regular la luz justo antes de dormir y dirigir la luz hacia donde lo necesites para cuando quieras leer.

Usa un foco con luz cálida para que no afecte tu ciclo de sueño y elige una lámpara con dimmer para otro nivel de confort: así podrás regular la intensidad de la luz para crear la atmósfera ideal para relajarte poco a poco y caer en un sueño profundo.

Y déjate caer en lo más suave

Imagina esta escena: ves tu cama perfectamente tendida, suave y deliciosa, te preparas para dormir y te encuentras con que las sábanas te pican y no son como esperabas. Creemos que tu cama se debe de sentir tan bien como se ve, así que te recomendamos elegir fibras 100% naturales como algodón o lino o una combinación tipo microfibra en tu ropa de cama para el mejor descanso. Son extra suaves y mantendrán una temperatura constante (recuerda que tu temperatura corporal baja mientras duermes) para un sueño sin interrupciones.

Además de los materiales, también puedes combinar el color con el resto de tu decoración: usa blanco para un look clásico y atemporal que combina con todo, o una combinación de colores oscuros para un look más sofisticado.

Un nivel más de confort

Más que la cantidad, es mejor rodearte de varios tipos de cojines y almohadas para encontrar el soporte ideal dependiendo del ángulo en que duermes. Una almohada es esencial sin importar la posición en la que duermas, pero dependiendo de ésta será la densidad y la altura que necesitas: si son delgadas usa dos para lograr el ángulo ideal.

Todos sabemos que no es ideal trabajar desde tu cama, pero ¿a quién no le gusta? Si no puedes evitarlo, hazlo con confort: necesitas más soporte en la espalda con un cojín más firme y en la zona baja con una riñonera, para evitar cansarte rápido.

Tu acompañante ideal

¿Duermes solo o acompañado? El más fiel es tu buró, ese lugar privado donde puedes guardar de todo y tener todo a la mano, además de que es testigo de todo, todo lo que pasa en tu recámara. Dale el lugar que merece y haz que funcione para tu estilo de vida eligiendo el ideal para ti.

Si eres minimalista, te bastará con tener un buró pequeño donde colocar una lámpara un vaso de agua y tus lentes.

Si prefieres tener todo a la mano, elige una combinación con cajones y espacios abiertos para fácil acceso.

Si tu espacio es pequeño, olvida lo tradicional y elige otras opciones multifuncionales: un banquito con una canasta debajo o una repisa flotante te pueden ayudar a tener todo en orden y a la mano. No olvides los complementos esenciales: tu lámpara de mesa, un lugar donde vaciar tus bolsillos y saber dónde dejaste tus cosas, y una vela para entrar en ambiente. Ahora sí, apaga la luz y dulces sueños

Despierta con el pie derecho

Qué es lo primero que haces al despertar? Checar instagram? Tu correo? Lo primero que deberías de hacer es salir de tu cama y estirate para levantarte con el pie derecho. Evita la horrible sensación de pisar el piso frío y añade textura y confort con un tapete :elige uno que sea más ancho que tu cama y coloca la mitad abajo y la mitad afuera a los pies de la cama. No tengas miedo de elegir un color claro, deja tus pies descalzos y declara esta zona libre de zapatos.

Además, está comprobado que los que se estiran en actitud de victoria (con los brazos en v) tienen una percepción más exitosa de sí mismos. Así que es momento de que te la creas y comiences todos los días ganando.

Todos sabemos la recomendación de dormir 8 horas diarias, pero sabemos que tu ritmo de vida lo hace casi imposible. Haz que esas horas cuenten con estos pequeños consejos que pueden hacer la diferencia entre dormir y descansar. Deja que nuestros expertos cuiden tu sueño y checa la selección de básicos de recámara para lograr la mejor noche de descanso