Bienvenido a Gaia

CÓMO DECORAR CUALQUIER ESPACIO EN 10 PASOS

#GAIADECO

Homepolish via Pinterest
GAIA

Hay algunas reglas simples y práticas que los mejores espacios tienen en común. Porque hay una diferencia entre crear un espacio que funcione para tí y uno que se sólo se vea muy bonito.

Hay algunas reglas simples y práticas que los mejores espacios tienen en común. Porque hay una diferencia entre crear un espacio que funcione para tí y uno que se sólo se vea muy bonito.

Crear un buen espacio interior comienza en tu mente y si, en un pedazo de papel, no con una muestra de color. Y tomar buenas decisiones en el camino es esencial, porque el diseño es una experiencia que se debe disfrutar y no sufrir. ¿Cómo lo hacen los interioristas? Si no sabes cómo empezar o cuáles deben ser tus prioridades al decorar un espacio, aquí hay una guía para que lo hagas sin problemas:

Define lo que quieres

Una lista clara de lo que quieres y necesitas - ya sea cambiar algunas piezas de mobiliario o una renovación total - te ayudará a enfocarte cuando comiences a buscar opciones. Si buscas algo muy específico para tu espacio también es bueno tenerlo claro desde el principio, aunque hay que estar dispuestos a ser flexibles para lograr el mejor resultado.

Que se vea bonito no es suficiente

Una buena planeación del espacio maximizando la funcionalidad es la diferencia entre una casa que se ve muy bien y otra donde de verdad puedes vivir. Lugar de almacenamiento, luz natural, y flujo entre los espacios: considéralos tu prioridad y hazlo bien desde el principio.

Muévelo antes de cambiarlo

Muchos problemas de espacio son causados por un mueble fuera de lugar. Reacomoda tus muebles y prueba una configuración diferente antes de comprar cosas nuevas. No te fijes en dónde están los contactos eléctricos para decidir dónde poner tu mueble, pues es más barato reubicar los contactos que comprar un mueble nuevo. Pruébalo, y si no funciona siempre puedes regresar los muebles a su lugar. Ahora sí, es momento de buscar los muebles que te hacen falta y que necesitas cambiar.

Crea una buena base

El piso es el acabado más importante de un interior. Es la base de cualquier plan y lo ideal es escogerlo antes que nada. Busca mantener el mismo tipo de piso en toda la casa, y no cambies de acabado a menos que haya una entrada definida hacia otro cuarto o un cambio de nivel que cree una transición.

Los pisos laminados han estado de moda por mucho tiempo como una solución barata y sin complicaciones, aunque no son los ideales para todos. Si buscas un acabado tipo madera, ya existen pisos cerámicos que recrean la veta de la madera y son mucho más resistentes al día a día, sobre todo si tienes mascotas. Checa varias opciones antes de decidir.

Y si piensas pintar, es bueno hacerlo antes de cambiar el piso.

Repite y vuelve a repetir

Mantener la variedad de acabados al mínimo hace ver tu espacio más grande y claro y crea una sensación de conectividad entre toda la casa. La repetición puede ser muy calmante y unificadora, busca menos variedad pero más calidad en los acabados. La regla de oro son 3, por ejemplo: concreto, madera y acero para un look industrial.

Más luz por siempre

Tener varias fuentes de luz crea la mejor atmósfera, además de ser más práctico. Así puedes encender la luz que necesitas para cada tarea, sobre todo en espacios multifuncionales. De nuevo, 3 es la opción: una luz principal (que ilumine todo el espacio), una luz de ambiente (cálida y alejada del centro de la habitación) y una luz de tarea (como una lámpara de mesa).

Piensa en blanco y negro

No solo en cuestión de color, sino en contraste: combinar lo antiguo con lo nuevo, claro y oscuro, lo hecho a mano y la tecnología, matte y brillante, neutral y colorido, estas son muy buenas formas de hacer un interior profundo e interesante. Contrastar no debe ser difícil, es tan simple como combinar sillasmodernas con una mesa más antigua o de otro estilo. A menos que estés decorando un set de película, decorarlo todo pensando en una sola década puede parecer muy teatral.

Tu color es el que te sienta bien

Usa un color porque te gusta, no porque está de moda. Porque el color no es sólo pintura, realmente influye hasta en nuestro estado de ánimo y puede tener varios significados. Libros, cojines, cuadros y accesorios son las maneras más naturales de introducir color en un espacio. Pero mantén algo de variedad al combinar los colores, pues si usas todos los accesorios del mismo color es como vestirte todo de un solo color todos los días y le quita vida a tu espacio.

Siéntete en casa

Busca el confort, practicidad, autenticidad y escala adecuada cuando estés considerando un mueble. No tienes que pagar una fortuna para encontrarlo, busca piezas bien fabricadas de manera local: así tendrás un muy buen diseño en casa sin sacrificar tu presupuesto. Piensa que estas piezas te van a acompañar por varios años así que haz una buena inversión.

Los accesorios son el toque final

Accesorios que realmente se pueden usar, o que vienen de la vida real, son los mejores para darle interés y personalidad a un espacio. Comprar puros accesorios sin chiste o que están de moda no es lo mismo que algo verdadero que significa algo para ti. También piensa en las famosas vitrinas de las abuelitas, llenas de recuerditos detrás de las puertas…..¿no queremos eso, verdad? Un sencillo florero con flores frescas, un platón con fruta de verdad, una colección de objetos sentimentales que más allá de decir “recuerdo de X lugar”, tengan una historia o te recuerden a alguien… Son las cosas simples y personales las que te hacen sentir bienvenido en tu casa .

Considera estas recomendaciones para cualquiera de tus espacios. No sólo si piensas una renovación en grande, también si simplemente estás buscando refrescar una habitación.

Si quieres la mejor asesoría, recuerda que nuestros interioristas te pueden ayudar a decorar y hacer una propuesta de interiores personalizada y sin costo para ti. Haz tu cita aquí