Bienvenido a Gaia

LOS 7 DO’S & DON’TS PARA VIVIR POR PRIMERA VEZ CON TU PAREJA

#GAIADECO

via Pinterest / Coco Lapine
GAIA Design

Cuando vivimos en casa, nos acostumbramos a seguir las reglas que pone la familia sin protestar mucho - y si fallamos, por lo regular hay alguien (Hola Mamá!) que nos ayuda a ponernos al corriente sin que nada se salga de control.

Al vivir con roomies, aprendemos que la ropa no se lava ni se dobla sola cuando se nos olvida, y sí, tu roomie el guapo te parece cada día más feo cuando deja sucios sus trastes del desayuno por enésima vez.

Y cuando comienzas a salir con alguien, probablemente le muestras tu espacio en su mejor momento: limpio, con luz tenue y con la atmósfera perfecta para el momento. Pero mientras progresa tu relación, así como vas descubriendo cosas del otro que no sabías, tu casa no se salva: una taza sucia se queda olvidada, la ropa se empieza a acumular en el respaldo de la silla, y pasan unos días más entre cada limpieza. Comenzamos a notar esos pequeños detalles como parte de nuestra pareja - ¿Por qué está tan sucio su lavabo? ¿No puede dejar los zapatos en un solo lugar? Y si va en serio, estas preguntas se empiezan a acumular mientras consideras crear un futuro con la otra persona e imaginas cómo sería vivir juntos.

Para descubrir cuáles son los do’s & don’ts a la hora de compartir un espacio, le preguntamos a algunas parejas que lo han vivido y ésto fue lo que encontramos:

DON’T: DEJAR EL BAÑO SUCIO

¿Cuál fue el primer error que todos mencionaron? Un baño sucio tomó el primer lugar tanto para hombres como para mujeres, especialmente en los pequeños detalles como limpiar el lavabo y cualquier residuo de pelo de las superficies de baño. Por el contrario, adoptar una mascota juntos fue uno de los aciertos comunes que mencionaron como el momento ideal para hacerlo, e incluso te puede llevar a tener que limpiar más frecuentemente para mantener limpio todo, ahora para tres.

DON’T: DEJAR LOS TRASTES SUCIOS

Dejar el fregadero con trastes sucios fue el segundo error que más mencionaron, así que si eres de los que deja esperando los platos, mejor dedícate a ello cuando te toca. Hay parejas que se turnan, otras que deciden cuál de los dos hace cierta tarea mientras el otro hace otra cosa, etc. Tal vez tener una vajilla bonita te ayude un poco a que esta tarea sea menos aburrida. ¿El mejor acierto en la cocina? Encontrar más comida saludable pero rica, especialmente para los millenials. Puedes romper ese mito sobre engordar juntos manteniendo un balance saludable, sin dejar de darse sus gustos. Otro acierto? Tener siempre un vino tinto o blanco a la mano.

DON’T: Una cama incómoda

Obviamente, a nadie le gusta dormir en una cama incómoda, y obviamente esta respuesta no fue una sorpresa. Pero a la hora de dormir juntos constantemente, es importante unificar los hábitos de sueño de ambos dentro de un espacio común, desde la firmeza del colchón. Lo básico para mantener este espacio y su relación es tener un colchón que funcione para los dos, cambiar constantemente la ropa de cama y usar en lo posible, fibras naturales que mantengan el confort al dormir. Lo que todos comentaron como un acierto fue el decidirse por una cama king size: sacrificar unos centímetros de tu buró puede hacer la diferencia. Y por más amor que se tenga, dormir juntos significa también poder descansar.

DON’T: DEMASIADOS PRODUCTOS DE ARREGLO PERSONAL

El siguiente en la lista, 24% de los hombres dijo que demasiados productos significaba mucho caos, al contrario del 8% de las mujeres. Si son realmente necesarios en tu rutina, busca un espacio neutral donde mantenerlos y que no invadan los espacios comunes. ¿Qué podemos coleccionar en su lugar? Libros y viniles fueron los más mencionados como elementos interesantes que dejarían entrar en casa para encontrar un hobby en común.

DON’T: FOTOS DEL PASADO

DO: Otra cosa que no nos sorprendió fue encontrar fotos y objetos del ex de otro - algo que parece obvio, pero a la hora de hacer la mudanza pueden surgir si en vez de deshacerte de ellos los dejaste guardados en lo más profundo del closet. Por otro lado, algo que sí les gustaría encontrar es tener una buena TV - no tiene que tener muchas pulgadas ni ser la última tecnología- ya que un pasatiempo frecuente fue ver Netflix y algún cuadro que signifique algo para los dos fueron de los más mencionados. Un buen lugar para mantenerlos juntos es crear una galería alrededor del mueble de TV, así se vuelve un punto de enfoque de la sala sin tomar el protagonismo mientras está apagada.

DON’T: MUEBLES BARATOS

Mientras que el término “barato” depende mucho de quién lo use, por lo general es sinónimo de mala calidad y diseño. Mudarse juntos tiene sus gastos, pero si estás aferrándote a alguna pieza que ha visto mejores días o que te donaron para tu primer depa, es un buen momento de sustituirlo. Y tampoco decimos que debas gastarlo todo en una pieza de Zona MACO (¡aunque si te lo puedes permitir, adelante!), pero crear un espacio juntos con piezas que no salen de su presupuesto es una buena base.

DON’T: ROPA SUCIA

En cuarto lugar encontramos que la ropa sucia sí se lava en casa, pero podríamos hacerlo mejor. Si descubres que tu pareja tiene el hábito de dejar la ropa en el respaldo de la silla o peor, en el piso, mejor sugiérele que invierta en un contenedor bonito donde mantenerlo fuera de la vista, así como en un buen equipo donde se puedan lavar y también secar las prendas en caso de emergencia - todos hemos llegado tarde a casa alguna vez y tenido que lavar una camisa o blusa de emergencia para un evento inesperado.

Vivir juntos trae muchas sorpresas y descubrimientos, pero puede ser aún más agradable si cuidan estos pequeños detalles. Sigue inspirándote con la selección de para su primer espacio: encuentra aquí las 100 + deseadas de nuestros interioristas